septiembre 16, 2021
Rueda de Reuniones de FAPSEE.- con el Senador Nacional Antonio Rodas.-
Necesidad de diseñar una política pública sostenible y sustentable para los biocombustibles- Con agenda abierta y teniendo en cuenta las problemáticas del mercado eléctrico nacional; para con el Senador Nacional Antonio Rodas; la Federación analizó los nuevos desafíos que debemos afrontar a fin de arribar a un mercado electrico nacional moderno y capaz de dar […]

Necesidad de diseñar una política pública sostenible y sustentable para los biocombustibles-

Con agenda abierta y teniendo en cuenta las problemáticas del mercado eléctrico nacional; para con el Senador Nacional Antonio Rodas; la Federación analizó los nuevos desafíos que debemos afrontar a fin de arribar a un mercado electrico nacional moderno y capaz de dar respuestas rápidas y efectivas a las demandas del mismo.-

Teniendo en cuenta la relevancia de la inserción de los biocombustibles en la matriz energética nacional que aporta el 4% del abastecimiento de energía primaria, el impacto positivo del sector en el balance comercial energético con exportaciones que promediaron los USD 960 millones en los últimos tres años y su contribución a la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero que permitirán reducir al 2030 hasta el 5,6% de las emisiones comprometidas por la Argentina ante la comunidad internacional.

El 12 de mayo vencieron los plazos previstos en la Ley 26.093; lo que obligó a su prórroga.- Antes de intentar sancionar una nueva ley por plazos largos como se pretende, es fundamental que la Autoridad de Aplicación de la ley vigente, es decir la Secretaría de Energía de la Nación, presente ante el parlamento y ante la ciudadanía los resultados de la aplicación del régimen vigente; evaluando con fundamentos científicos, técnicos, económicos y ambientales el resultado de la aplicación de la ley de promoción al sector durante los últimos 15 años.-

Al respecto resulta necesario recordar que el Gobierno Nacional en materia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y de utilización de Biocombustibles compatibles con los anuncios del presidente de la Nación ante la comunidad internacional en la reciente cumbre del clima del 22 de abril, textualmente afirmó: “Elevamos nuestra Contribución Determinada Nacional” que prevé reducir las emisiones un 27,7 % más respecto a la de 2016… Estos son pasos consistentes con la meta de 1,5° grados centígrados y la neutralidad de carbono al 2050. Asumimos el compromiso de desarrollar el 30% de la matriz energética nacional con energías renovables en 2030”.-

Esta fijación debe ser compatible con la incorporación de los Biocombustibles a la matriz energética en el marco de un Plan Energético Estratégico y de transición, que permita visualizar un futuro descarbonizado contemplando la problemática energética, económica, ambiental y social.

Entre las propuestas planteadas, surgió la idea de que el Poder Ejecutivo Nacional podría generar la creación de una Comisión Asesora para la elaboración de un Proyecto de Ley de Biocombustibles que regirá a partir de la finalización del Régimen actual.-

Dicha Comisión deberá tener como objetivo principal recomendar políticas públicas a incluir en el Proyecto de Ley que garanticen la neutralidad de emisiones en todo el proceso de comercialización de biocombustibles de origen nacional, e incluir políticas de fomento al avance cualitativo de la industria con la incorporación de biocombustibles de segunda generación.

Para cumplir con estos objetivos, el Consejo Asesor deberá contar con la participación de todos los actores intervinientes; entre los que podríamos señalar, la Autoridad Ambiental de la Nación, la intervención de las Provincias productoras o potencialmente productoras de biocombustibles y la convocatoria al Gabinete Nacional del Cambio Climático, entre otros.-

También se procedió a intercambiar ideas acerca de lo que se conoce como complejo híbrido de generación eléctrica, uno de los más grandes del país, desde donde se genera electricidad a partir de dos fuentes: eólica y térmica con gas natural.

Con la reciente finalización de las obras de la Central Térmica Manantiales Behr, de 58 MW de potencia instalada, se procede a la generación eléctrica del Parque Eólico Manantiales Behr, de 99 MW, en operación desde 2018, con lo cual genera un sistema híbrido.-

La nueva central térmica, ubicada a 40 kilómetros de Comodoro Rivadavia, Chubut, es un complejo de generación híbrida que puede producir energía eólica cuando sopla el viento y energía térmica cuando el tiempo no acompaña, garantizando así un suministro más estable, constante y eficiente en la zona».-

La Central Térmica Manantiales Behr cuenta con cinco moto generadores de última tecnología y de alta eficiencia, con capacidad para operar en condiciones climáticas adversas.- El gas natural utilizado como combustible en los motores es producido por YPF, en el mismo yacimiento Manantiales Behr.

En el sistema híbrido, la naturaleza complementaria de las energías ayuda a reducir las emisiones de carbono con la velocidad y escala que requiere el mundo. La combinación de gas natural y viento es una de las más eficientes -técnica y económicamente- que existen hoy en el mundo, permitiendo hacer sustentable el camino a la transición energética.-

Representa un aporte en la transición energética de la Argentina, a través del uso de energía térmica diseñada para complementar a las energías renovables.

La electricidad que genera el Complejo Híbrido permite mejorar la disponibilidad de energía en el sistema eléctrico regional y en los yacimientos de YPF, dada la complementariedad eólica térmica con gas natural y la flexibilidad operativa, que permite subir carga y complementar el viento muy rápidamente.-

Quizas también quieras leer las siguientes entradas.

Un 2021 Lleno de Desafíos en pos de la Búsqueda por Mejorar

Un 2021 Lleno de Desafíos en pos de la Búsqueda por Mejorar

La crisis actual demanda acuerdos amplios entre los dirigentes de los Partidos Políticos de convicción democrática, representativa y republicana para que ellos confluyan proponiendo soluciones y reformas razonables y concretas para problemas añejos, recurriendo a las sanas reglas de la macroeconomía que exige nuestra apremiante realidad.